Nuevas recetas

El chef adolescente Flynn McGarry abre otro restaurante emergente

El chef adolescente Flynn McGarry abre otro restaurante emergente


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Flynn McGarry, el chef aficionado conocido como el "Justin Bieber del mundo culinario", abrirá un restaurante emergente este otoño.

El "niño genio" de la cocina está creciendo.

Flynn McGarry, de 17 años, a menudo conocido como el "Justin Bieber del mundo culinario", ya abrió su propia ventana emergente y ha sido anfitrión de su propio club de cenas desde que era un preadolescente. Ahora, el chef prodigio está abriendo otra ventana emergente este octubre en Kava en el West Village de la ciudad de Nueva York con un menú de degustación de $ 160.

A partir del 1 de octubre, McGarry ofrecerá un menú informal para el almuerzo, y el 18 de octubre iniciará una ventana emergente de seis meses en el mostrador del chef de ocho asientos de Kava, con platos como erizo de mar con zanahorias y café, ostras escalfadas con piel de tofu y patata, y una remolacha añejada, según Grub Street.

Puede hacer una reserva en la ventana emergente a partir de esta semana, pero si no tiene suerte, Kava transformará el resto de su restaurante en un bar de vinos.

Este será el de McGarry segundo mostrador de chef emergente en dos años - el primero, Eureka, se basó en su serie de cenas organizada en la casa de su madre durante varios años.

McGarry no está exento de críticos. El año pasado, Steve Cuozzo del New York Post escribió una crítica mordaz sobre Eureka y dijo: "Esta es una prueba de que los niños deben permanecer fuera de la cocina". El chef David Santos se puso a despotricar contra el adolescente, diciendo que “ser chef no se trata de jugar a disfrazarse” y lamentando que McGarry deba pagar sus deudas como cualquier otro profesional culinario.


Exclusivo: Flynn McGarry quiere que lo visites en Gem

Flynn McGarry está planeando su primer restaurante permanente, Gem, en la ciudad de Nueva York, después de presentar su concepto de menú de degustación Eureka durante los últimos siete años. Aquí y rsquos por qué él y rsquos finalmente se establecieron.

Se ha escrito mucho sobre Flynn McGarry. El chef adolescente. El prodigio. Todo el mundo parece tener una opinión sobre el ambicioso cocinero joven que evitó las payasadas de los chicos de la escuela secundaria a favor de la puesta en escena en establecimientos de alta cocina, como Eleven Madison Park, y llevar a Eureka, su menú emergente centrado en el menú de degustación, de costa a costa.

En el último año, el chef ha estado planeando en silencio su primer restaurante permanente en la ciudad de Nueva York, Gem. Es el nombre de su madre al revés. (Y ahora ya no es tan secreto después de que Eater recogió la licencia de licor). En los últimos días, se ha estado preparando para entrevistas en la alfombra roja en el debut de Sundance de un documental sobre su ascenso, & # x201CChef Flynn. & # x201D

Es elocuente y confiado para un joven de 19 años, por lo que le irá bien durante el circuito de festivales. Él & # x2019 solía ser rápido en sus pies, siempre en movimiento después de operar las ventanas emergentes durante los últimos siete años. Pero cuando se le pregunta qué quiere que la gente entienda sobre él o sobre Gem, hace una pausa.

& # x201C La gente hace declaraciones generales sobre mí, y yo & # x2019 también he sido conocido por decir algunas cosas & # x201D, dice McGarry. & # x201CPero al final del día, solo estoy preparando la cena. Y quiero prepararte la cena. & # X201D

Claro, Gem es el restaurante donde McGarry podría sentir la presión de tener que demostrar su valía. Pero después de cerrar su residencia en Kava Caf & # xE9 en la ciudad de Nueva York a principios del año pasado, no viajó por todo el mundo en busca de inspiración. En cambio, se tomó ese tiempo para establecerse en su nueva ciudad natal, finalmente organizar algunas cenas y asistir a las organizadas por amigos.

& # x201CI vio cómo la gente se movía en una cena, & # x201D, dice. & # x201CIt siempre sigue este patrón: comienzas con una bebida en la sala de estar y tomas algunos entremeses. Luego, todos pasan el rato en la cocina mientras la persona prepara la cena. Y por último, todos se sientan a comer unas ensaladas y un plato principal para compartir. & # X201D

Le recordó su momento favorito en toda su carrera de cocina: las pequeñas cenas que organizó en la casa de su madre en San Fernando Valley, el comienzo de Eureka.

& # x201C Eso & # x2019 fue cuando fue más divertido, & # x201D, dice. & # x201C Ahora & # x2019 volvemos a ese ambiente. & # x201D

Ubicado en el antiguo espacio Caf & # xE9 Henrie en el Lower East Side, Gem se divide en dos conceptos: The Living Room, una cafetería abierta todo el día y caf & # xE9 para el vecindario, y The Dining Room, un menú fijo de $ 155 que desdibuja la línea entre la cena y el menú de degustación. The Living Room abrirá primero el próximo mes el 13 de febrero, mientras que The Dining Room debutará un par de semanas después, el 27 de febrero.

El comedor sigue el patrón de cena que describió McGarry. La noche comienza con Champagne y un refrigerio en la sala de estar del restaurante, luego comes un plato en la cocina con McGarry y sus cocineros. El resto de la comida se desarrolla con unos platos pequeños. (Algunas ideas con las que McGarry está jugando son las galletas Ritz de maní con foie gras y membrillo y calabaza de invierno glaseadas en una salsa char siu de calabaza). Luego está un gran plato de pasta para compartir, como agnolotti rellenos de achicoria a la parrilla. (Un remanente del único viaje que hizo el año pasado: un mes que pasó en Italia durante el verano). Finalmente, termina con un festín de gran formato que utiliza todas las partes de la proteína. (Para el cordero de invierno, lomo con un tartar de bagna cauda y papas cocidas con yogur rociadas con una vinagreta de grasa de cordero). Hay dos asientos cada noche, pero la forma en que McGarry ha organizado el espacio y el horario, los comensales pueden quedarse todo el tiempo que quieran. querer. Como en una cena.

& # x201C Durante mucho tiempo, quise hacer algo llamativo, pero al final del día, quería estar en un espacio que era mío y quería un gran plato de pasta, & # x201D dice McGarry.

Pero a medida que McGarry crece y se adapta, sabe que Gem también lo hará. No espere para leer sobre esto. Solo ven al restaurante, anima a todos.

& # x201CSi no sabes quién soy, escucha la música y mira el jabón de baño en Gem, y te irás conociéndome como persona, & # x201D, dice. & # x201CEtodo el mundo ha escrito sobre mí como más una idea, este niño raro al que le gusta cocinar. & # x201D

& # x201C Mírame en el restaurante, & # x201D continúa. & # x201C Así es como me expreso, y así es como la gente me entenderá más. & # x201D


Exclusivo: Flynn McGarry quiere que lo visites en Gem

Flynn McGarry está planeando su primer restaurante permanente, Gem, en la ciudad de Nueva York, después de presentar su concepto de menú de degustación Eureka durante los últimos siete años. Aquí y rsquos por qué él y rsquos finalmente se establecieron.

Se ha escrito mucho sobre Flynn McGarry. El chef adolescente. El prodigio. Todo el mundo parece tener una opinión sobre el ambicioso cocinero joven que evitó las payasadas de los chicos de la escuela secundaria a favor de la puesta en escena en establecimientos de alta cocina, como Eleven Madison Park, y llevar a Eureka, su menú emergente centrado en el menú de degustación, de costa a costa.

En el último año, el chef ha estado planeando en silencio su primer restaurante permanente en la ciudad de Nueva York, Gem. Es el nombre de su madre al revés. (Y ahora ya no es tan secreto después de que Eater recogió la licencia de licor). En los últimos días, se ha estado preparando para entrevistas en la alfombra roja en el debut de Sundance de un documental sobre su ascenso, & # x201CChef Flynn. & # x201D

Es elocuente y confiado para un joven de 19 años, por lo que le irá bien durante el circuito de festivales. Él & # x2019 solía ser rápido en sus pies, siempre en movimiento después de operar las ventanas emergentes durante los últimos siete años. Pero cuando se le pregunta qué quiere que la gente entienda sobre él o sobre Gem, hace una pausa.

& # x201C La gente hace declaraciones generales sobre mí, y yo & # x2019 también he sido conocido por decir algunas cosas & # x201D, dice McGarry. & # x201CPero al final del día, solo estoy preparando la cena. Y quiero prepararte la cena. & # X201D

Claro, Gem es el restaurante donde McGarry podría sentir la presión de tener que demostrar su valía. Pero después de cerrar su residencia en Kava Caf & # xE9 en la ciudad de Nueva York a principios del año pasado, no viajó & # x2019t por todo el mundo en busca de inspiración. En cambio, se tomó ese tiempo para establecerse en su nueva ciudad natal, finalmente organizar algunas cenas y asistir a las organizadas por amigos.

& # x201CI vio cómo la gente se movía en una cena, & # x201D, dice. & # x201CIt siempre sigue este patrón: empiezas con una bebida en la sala de estar y tomas algunos entremeses. Luego, todos pasan el rato en la cocina mientras la persona prepara la cena. Y por último, todos se sientan a comer unas ensaladas y un plato principal para compartir. & # X201D

Le recordó su momento favorito en toda su carrera de cocina: las pequeñas cenas que organizó en la casa de su madre en San Fernando Valley, el comienzo de Eureka.

& # x201CThat & # x2019s cuando fue más divertido, & # x201D, dice. & # x201C Ahora & # x2019 volvemos a ese ambiente. & # x201D

Ubicado en el antiguo espacio Caf & # xE9 Henrie en el Lower East Side, Gem se divide en dos conceptos: The Living Room, una cafetería abierta todo el día y caf & # xE9 para el vecindario, y The Dining Room, un menú fijo de $ 155 que desdibuja la línea entre la cena y el menú de degustación. The Living Room abrirá primero el próximo mes el 13 de febrero, mientras que The Dining Room debutará un par de semanas después, el 27 de febrero.

El comedor sigue el patrón de cena que describió McGarry. La noche comienza con Champagne y un refrigerio en la sala de estar del restaurante, luego comes un plato en la cocina con McGarry y sus cocineros. El resto de la comida se desarrolla con unos platos pequeños. (Algunas ideas con las que McGarry está jugando son las galletas Ritz de maní con foie gras y membrillo y calabaza de invierno glaseadas en una salsa char siu de calabaza). Luego, hay un gran plato de pasta para compartir, como agnolotti rellenos de achicoria a la parrilla. (Un remanente del único viaje que hizo el año pasado: un mes que pasó en Italia durante el verano). Finalmente, termina con un festín de gran formato que utiliza todas las partes de la proteína. (Para el cordero de invierno, lomo con un tartar de bagna cauda y papas cocidas con yogur rociadas con una vinagreta de grasa de cordero). Hay dos asientos cada noche, pero la forma en que McGarry ha organizado el espacio y el horario, los comensales pueden quedarse todo el tiempo que quieran. querer. Como en una cena.

& # x201C Durante mucho tiempo, quise hacer algo llamativo, pero al final del día, quería estar en un espacio que era mío y quería un gran plato de pasta, & # x201D dice McGarry.

Pero a medida que McGarry crece y se adapta, sabe que Gem también lo hará. No espere para leer sobre esto. Solo ven al restaurante, anima a todos.

& # x201CSi no sabes quién soy, escucha la música y revisa el jabón de baño en Gem, y te irás conociéndome como persona, & # x201D, dice. & # x201CEtodo el mundo ha escrito sobre mí como más una idea, este niño raro al que le gusta cocinar. & # x201D

& # x201C Mírame en el restaurante, & # x201D continúa. & # x201C Así es como me expreso, y así es como la gente me entenderá más. & # x201D


Exclusivo: Flynn McGarry quiere que lo visites en Gem

Flynn McGarry está planeando su primer restaurante permanente, Gem, en la ciudad de Nueva York, después de presentar su concepto de menú de degustación Eureka durante los últimos siete años. Aquí y rsquos por qué él y rsquos finalmente se establecieron.

Se ha escrito mucho sobre Flynn McGarry. El chef adolescente. El prodigio. Todo el mundo parece tener una opinión sobre el ambicioso cocinero joven que evitó las payasadas de los chicos de la escuela secundaria a favor de la puesta en escena en establecimientos de alta cocina, como Eleven Madison Park, y llevar a Eureka, su menú emergente centrado en el menú de degustación, de costa a costa.

En el último año, el chef ha estado planeando en silencio su primer restaurante permanente en la ciudad de Nueva York, Gem. Es el nombre de su madre al revés. (Y ahora ya no es tan secreto después de que Eater recogió la licencia de licor). En los últimos días, se ha estado preparando para entrevistas en la alfombra roja en el debut en Sundance de un documental sobre su ascenso, & # x201CChef Flynn. & # x201D

Es elocuente y confiado para un joven de 19 años, por lo que le irá bien durante el circuito de festivales. Él & # x2019 solía ser rápido en sus pies, siempre en movimiento después de operar las ventanas emergentes durante los últimos siete años. Pero cuando se le pregunta qué quiere que la gente entienda sobre él o sobre Gem, hace una pausa.

& # x201C La gente hace declaraciones generales sobre mí, y yo & # x2019 también he sido conocido por decir algunas cosas & # x201D, dice McGarry. & # x201CPero al final del día, solo estoy preparando la cena. Y quiero prepararte la cena. & # X201D

Claro, Gem es el restaurante donde McGarry podría sentir la presión de tener que demostrar su valía. Pero después de cerrar su residencia en Kava Caf & # xE9 en la ciudad de Nueva York a principios del año pasado, no viajó & # x2019t por todo el mundo en busca de inspiración. En cambio, se tomó ese tiempo para establecerse en su nueva ciudad natal, finalmente organizar algunas cenas y asistir a las organizadas por amigos.

& # x201CI vio cómo la gente se movía en una cena, & # x201D, dice. & # x201CIt siempre sigue este patrón: empiezas con una bebida en la sala de estar y tomas algunos entremeses. Luego, todos pasan el rato en la cocina mientras la persona prepara la cena. Y finalmente, todos se sientan a comer unas ensaladas y un plato principal para compartir. & # X201D

Le recordó su momento favorito en toda su carrera de cocina: las pequeñas cenas que organizó en la casa de su madre en San Fernando Valley, el comienzo de Eureka.

& # x201C Eso & # x2019 fue cuando fue más divertido, & # x201D, dice. & # x201C Ahora & # x2019 volvemos a ese ambiente. & # x201D

Ubicado en el antiguo espacio Caf & # xE9 Henrie en el Lower East Side, Gem se divide en dos conceptos: The Living Room, una cafetería abierta todo el día y caf & # xE9 para el vecindario, y The Dining Room, un menú fijo de $ 155 que desdibuja la línea entre la cena y el menú de degustación. The Living Room abrirá primero el próximo mes el 13 de febrero, mientras que The Dining Room debutará un par de semanas después, el 27 de febrero.

El comedor sigue el patrón de cena que describió McGarry. La noche comienza con Champagne y un refrigerio en la sala de estar del restaurante, luego comes un plato en la cocina con McGarry y sus cocineros. El resto de la comida se desarrolla con unos platos pequeños. (Algunas ideas con las que McGarry está jugando son las galletas Ritz de maní con foie gras y membrillo y calabaza de invierno glaseadas en una salsa char siu de calabaza). Luego está un gran plato de pasta para compartir, como agnolotti rellenos de achicoria a la parrilla. (Un remanente del único viaje que hizo el año pasado: un mes que pasó en Italia durante el verano). Finalmente, termina con un festín de gran formato que utiliza todas las partes de la proteína. (Para el cordero de invierno, lomo con un tartar de bagna cauda y papas cocidas con yogur rociadas con una vinagreta de grasa de cordero). Hay dos asientos cada noche, pero la forma en que McGarry ha organizado el espacio y el horario, los comensales pueden quedarse todo el tiempo que quieran. querer. Como en una cena.

& # x201C Durante mucho tiempo, quise hacer algo llamativo, pero al final del día, quería estar en un espacio que era mío y quería un gran plato de pasta, & # x201D dice McGarry.

Pero a medida que McGarry crece y se adapta, sabe que Gem también lo hará. No espere para leer sobre esto. Solo ven al restaurante, anima a todos.

& # x201CSi no sabes quién soy, escucha la música y revisa el jabón de baño en Gem, y te irás conociéndome como persona, & # x201D, dice. & # x201CEtodo el mundo ha escrito sobre mí como más una idea, este niño raro al que le gusta cocinar. & # x201D

& # x201C Mírame en el restaurante, & # x201D continúa. & # x201C Así es como me expreso, y así es como la gente me entenderá más. & # x201D


Exclusivo: Flynn McGarry quiere que lo visites en Gem

Flynn McGarry está planeando su primer restaurante permanente, Gem, en la ciudad de Nueva York, después de presentar su concepto de menú de degustación Eureka durante los últimos siete años. Aquí y rsquos por qué él y rsquos finalmente se establecieron.

Se ha escrito mucho sobre Flynn McGarry. El chef adolescente. El prodigio. Todo el mundo parece tener una opinión sobre el ambicioso cocinero joven que evitó las payasadas de los chicos de la escuela secundaria a favor de la puesta en escena en establecimientos de alta cocina, como Eleven Madison Park, y llevar a Eureka, su menú emergente centrado en el menú de degustación, de costa a costa.

En el último año, el chef ha estado planeando en silencio su primer restaurante permanente en la ciudad de Nueva York, Gem. Es el nombre de su madre al revés. (Y ahora ya no es tan secreto después de que Eater recogió la licencia de licor). En los últimos días, se ha estado preparando para entrevistas en la alfombra roja en el debut de Sundance de un documental sobre su ascenso, & # x201CChef Flynn. & # x201D

Es elocuente y confiado para un joven de 19 años, por lo que le irá bien durante el circuito de festivales. Él & # x2019 solía ser rápido en sus pies, siempre en movimiento después de operar las ventanas emergentes durante los últimos siete años. Pero cuando se le pregunta qué quiere que la gente entienda sobre él o sobre Gem, hace una pausa.

& # x201C La gente hace declaraciones generales sobre mí, y yo & # x2019 también he sido conocido por decir algunas cosas & # x201D, dice McGarry. & # x201CPero al final del día, solo estoy preparando la cena. Y quiero prepararte la cena. & # X201D

Claro, Gem es el restaurante donde McGarry podría sentir la presión de tener que demostrar su valía. Pero después de cerrar su residencia en Kava Caf & # xE9 en la ciudad de Nueva York a principios del año pasado, no viajó por todo el mundo en busca de inspiración. En cambio, se tomó ese tiempo para establecerse en su nueva ciudad natal, finalmente organizar algunas cenas y asistir a las organizadas por amigos.

& # x201CI vio cómo la gente se movía en una cena, & # x201D, dice. & # x201CIt siempre sigue este patrón: empiezas con una bebida en la sala de estar y tomas algunos entremeses. Luego, todos pasan el rato en la cocina mientras la persona prepara la cena. Y por último, todos se sientan a comer unas ensaladas y un plato principal para compartir. & # X201D

Le recordó su momento favorito en toda su carrera de cocina: las pequeñas cenas que organizó en la casa de su madre en San Fernando Valley, el comienzo de Eureka.

& # x201CThat & # x2019s cuando fue más divertido, & # x201D, dice. & # x201C Ahora & # x2019 volvemos a ese ambiente. & # x201D

Ubicado en el antiguo espacio Caf & # xE9 Henrie en el Lower East Side, Gem se divide en dos conceptos: The Living Room, una cafetería abierta todo el día y caf & # xE9 para el vecindario, y The Dining Room, un menú fijo de $ 155 que desdibuja la línea entre la cena y el menú de degustación. The Living Room abrirá primero el próximo mes el 13 de febrero, mientras que The Dining Room debutará un par de semanas después, el 27 de febrero.

El comedor sigue el patrón de cena que describió McGarry. La noche comienza con Champagne y un refrigerio en la sala de estar del restaurante, luego comes un plato en la cocina con McGarry y sus cocineros. El resto de la comida se desarrolla con unos platos pequeños. (Algunas ideas con las que McGarry está jugando son las galletas Ritz de maní con foie gras y membrillo y calabaza de invierno glaseadas en una salsa char siu de calabaza). Luego está un gran plato de pasta para compartir, como agnolotti rellenos de achicoria a la parrilla. (Un remanente del único viaje que hizo el año pasado: un mes que pasó en Italia durante el verano). Finalmente, termina con un festín de gran formato que utiliza todas las partes de la proteína. (Para el cordero de invierno, lomo con un tartar de bagna cauda y papas cocidas con yogur rociadas con una vinagreta de grasa de cordero). Hay dos asientos cada noche, pero la forma en que McGarry ha organizado el espacio y el horario, los comensales pueden quedarse todo el tiempo que quieran. querer. Como en una cena.

& # x201C Durante mucho tiempo, quise hacer algo llamativo, pero al final del día, quería estar en un espacio que era mío y quería un gran plato de pasta, & # x201D dice McGarry.

Pero a medida que McGarry crece y se adapta, sabe que Gem también lo hará. No espere para leer sobre esto. Solo ven al restaurante, anima a todos.

& # x201CSi no sabes quién soy, escucha la música y mira el jabón de baño en Gem, y te irás conociéndome como persona, & # x201D, dice. & # x201CEtodo el mundo ha escrito sobre mí como más una idea, este niño raro al que le gusta cocinar. & # x201D

& # x201C Mírame en el restaurante, & # x201D continúa. & # x201C Así es como me expreso, y así es como la gente me entenderá más. & # x201D


Exclusivo: Flynn McGarry quiere que lo visites en Gem

Flynn McGarry está planeando su primer restaurante permanente, Gem, en la ciudad de Nueva York, después de presentar su concepto de menú de degustación Eureka durante los últimos siete años. Aquí y rsquos por qué él y rsquos finalmente se establecieron.

Se ha escrito mucho sobre Flynn McGarry. El chef adolescente. El prodigio. Todo el mundo parece tener una opinión sobre el ambicioso cocinero joven que evitó las payasadas de los chicos de la escuela secundaria a favor de la puesta en escena en establecimientos de alta cocina, como Eleven Madison Park, y llevar a Eureka, su menú emergente centrado en el menú de degustación, de costa a costa.

En el último año, el chef ha estado planeando en silencio su primer restaurante permanente en la ciudad de Nueva York, Gem. Es el nombre de su madre al revés. (Y ahora ya no es tan secreto después de que Eater recogió la licencia de licor). En los últimos días, se ha estado preparando para entrevistas en la alfombra roja en el debut en Sundance de un documental sobre su ascenso, & # x201CChef Flynn. & # x201D

Es elocuente y confiado para un joven de 19 años, por lo que le irá bien durante el circuito de festivales. Él & # x2019 solía ser rápido en sus pies, siempre en movimiento después de operar las ventanas emergentes durante los últimos siete años. Pero cuando se le pregunta qué quiere que la gente entienda sobre él o sobre Gem, hace una pausa.

& # x201C La gente hace declaraciones generales sobre mí, y yo & # x2019 también he sido conocido por decir algunas cosas & # x201D, dice McGarry. & # x201CPero al final del día, solo estoy preparando la cena. Y quiero prepararte la cena. & # X201D

Claro, Gem es el restaurante donde McGarry podría sentir la presión de tener que demostrar su valía. Pero después de cerrar su residencia en Kava Caf & # xE9 en la ciudad de Nueva York a principios del año pasado, no viajó & # x2019t por todo el mundo en busca de inspiración. En cambio, se tomó ese tiempo para establecerse en su nueva ciudad natal, finalmente organizar algunas cenas y asistir a las organizadas por amigos.

& # x201CI vio cómo la gente se movía en una cena, & # x201D, dice. & # x201CIt siempre sigue este patrón: comienzas con una bebida en la sala de estar y tomas algunos entremeses. Luego, todos pasan el rato en la cocina mientras la persona prepara la cena. Y finalmente, todos se sientan a comer unas ensaladas y un plato principal para compartir. & # X201D

Le recordó su momento favorito en toda su carrera de cocina: las pequeñas cenas que organizó en la casa de su madre en San Fernando Valley, el comienzo de Eureka.

& # x201CThat & # x2019s cuando fue más divertido, & # x201D, dice. & # x201C Ahora & # x2019 volvemos a ese ambiente. & # x201D

Ubicado en el antiguo espacio Caf & # xE9 Henrie en el Lower East Side, Gem se divide en dos conceptos: The Living Room, una cafetería abierta todo el día y caf & # xE9 para el vecindario, y The Dining Room, un menú fijo de $ 155 que desdibuja la línea entre la cena y el menú de degustación. The Living Room abrirá primero el próximo mes el 13 de febrero, mientras que The Dining Room debutará un par de semanas después, el 27 de febrero.

El comedor sigue el patrón de cena que describió McGarry. La noche comienza con Champagne y un refrigerio en la sala de estar del restaurante, luego comes un plato en la cocina con McGarry y sus cocineros. El resto de la comida se desarrolla con unos platos pequeños. (Algunas ideas con las que McGarry está jugando son las galletas Ritz de maní con foie gras y membrillo y calabaza de invierno glaseadas en una salsa char siu de calabaza). Luego está un gran plato de pasta para compartir, como agnolotti rellenos de achicoria a la parrilla. (Un remanente del único viaje que hizo el año pasado: un mes que pasó en Italia durante el verano). Finalmente, termina con un festín de gran formato que utiliza todas las partes de la proteína. (Para el cordero de invierno, lomo con un tartar de bagna cauda y papas cocidas con yogur rociadas con una vinagreta de grasa de cordero). Hay dos asientos cada noche, pero la forma en que McGarry ha organizado el espacio y el horario, los comensales pueden quedarse todo el tiempo que quieran. querer. Como en una cena.

& # x201C Durante mucho tiempo, quise hacer algo llamativo, pero al final del día, quería estar en un espacio que era mío y quería un gran plato de pasta, & # x201D dice McGarry.

Pero a medida que McGarry crece y se adapta, sabe que Gem también lo hará. No espere para leer sobre esto. Solo ven al restaurante, anima a todos.

& # x201CSi no sabes quién soy, escucha la música y mira el jabón de baño en Gem, y te irás conociéndome como persona, & # x201D, dice. & # x201CEtodo el mundo ha escrito sobre mí como más una idea, este niño raro al que le gusta cocinar. & # x201D

& # x201C Mírame en el restaurante, & # x201D continúa. & # x201C Así es como me expreso, y así es como la gente me entenderá más. & # x201D


Exclusivo: Flynn McGarry quiere que lo visites en Gem

Flynn McGarry está planeando su primer restaurante permanente, Gem, en la ciudad de Nueva York, después de presentar su concepto de menú de degustación Eureka durante los últimos siete años. Aquí y rsquos por qué él y rsquos finalmente se establecieron.

Se ha escrito mucho sobre Flynn McGarry. El chef adolescente. El prodigio. Todo el mundo parece tener una opinión sobre el ambicioso cocinero joven que evitó las payasadas de los chicos de la escuela secundaria a favor de la puesta en escena en establecimientos de alta cocina, como Eleven Madison Park, y llevar a Eureka, su menú emergente centrado en el menú de degustación, de costa a costa.

En el último año, el chef ha estado planeando en silencio su primer restaurante permanente en la ciudad de Nueva York, Gem. Es el nombre de su madre al revés. (Y ahora ya no es tan secreto después de que Eater recogió la licencia de licor). En los últimos días, se ha estado preparando para entrevistas en la alfombra roja en el debut en Sundance de un documental sobre su ascenso, & # x201CChef Flynn. & # x201D

Es elocuente y confiado para un joven de 19 años, por lo que le irá bien durante el circuito de festivales. Él & # x2019 solía ser rápido en sus pies, siempre en movimiento después de operar las ventanas emergentes durante los últimos siete años. Pero cuando se le pregunta qué quiere que la gente entienda sobre él o sobre Gem, hace una pausa.

& # x201C La gente hace declaraciones generales sobre mí, y yo & # x2019 también he sido conocido por decir algunas cosas & # x201D, dice McGarry. & # x201CPero al final del día, solo estoy preparando la cena. Y quiero prepararte la cena. & # X201D

Claro, Gem es el restaurante donde McGarry podría sentir la presión de tener que demostrar su valía. Pero después de cerrar su residencia en Kava Caf & # xE9 en la ciudad de Nueva York a principios del año pasado, no viajó por todo el mundo en busca de inspiración. En cambio, se tomó ese tiempo para establecerse en su nueva ciudad natal, finalmente organizar algunas cenas y asistir a las organizadas por amigos.

& # x201CI vio cómo la gente se movía en una cena, & # x201D, dice. & # x201CIt siempre sigue este patrón: empiezas con una bebida en la sala de estar y tomas algunos entremeses. Luego, todos pasan el rato en la cocina mientras la persona prepara la cena. Y finalmente, todos se sientan a comer unas ensaladas y un plato principal para compartir. & # X201D

Le recordó su momento favorito en toda su carrera de cocina: las pequeñas cenas que organizó en la casa de su madre en San Fernando Valley, el comienzo de Eureka.

& # x201CThat & # x2019s cuando fue más divertido, & # x201D, dice. & # x201C Ahora & # x2019 volvemos a ese ambiente. & # x201D

Ubicado en el antiguo espacio Caf & # xE9 Henrie en el Lower East Side, Gem se divide en dos conceptos: The Living Room, una cafetería abierta todo el día y caf & # xE9 para el vecindario, y The Dining Room, un menú fijo de $ 155 que desdibuja la línea entre la cena y el menú de degustación. The Living Room abrirá primero el próximo mes el 13 de febrero, mientras que The Dining Room debutará un par de semanas después, el 27 de febrero.

El comedor sigue el patrón de cena que describió McGarry. La noche comienza con Champagne y un refrigerio en la sala de estar del restaurante, luego comes un plato en la cocina con McGarry y sus cocineros. El resto de la comida se desarrolla con unos platos pequeños. (Algunas ideas con las que McGarry está jugando son las galletas Ritz de maní con foie gras y membrillo y calabaza de invierno glaseadas en una salsa char siu de calabaza). Luego está un gran plato de pasta para compartir, como agnolotti rellenos de achicoria a la parrilla. (Un remanente del único viaje que hizo el año pasado: un mes que pasó en Italia durante el verano). Finalmente, termina con un festín de gran formato que utiliza todas las partes de la proteína. (Para el cordero de invierno, lomo con un tartar de bagna cauda y papas cocidas con yogur rociadas con una vinagreta de grasa de cordero). Hay dos asientos cada noche, pero la forma en que McGarry ha organizado el espacio y el horario, los comensales pueden quedarse todo el tiempo que quieran. querer. Como en una cena.

& # x201C Durante mucho tiempo, quise hacer algo llamativo, pero al final del día, quería estar en un espacio que era mío y quería un gran plato de pasta, & # x201D dice McGarry.

Pero a medida que McGarry crece y se adapta, sabe que Gem también lo hará. No espere para leer sobre esto. Solo ven al restaurante, anima a todos.

& # x201CSi no sabes quién soy, escucha la música y mira el jabón de baño en Gem, y te irás conociéndome como persona, & # x201D, dice. & # x201CEtodo el mundo ha escrito sobre mí como más una idea, este niño raro al que le gusta cocinar. & # x201D

& # x201C Mírame en el restaurante, & # x201D continúa. & # x201C Así es como me expreso, y así es como la gente me entenderá más. & # x201D


Exclusivo: Flynn McGarry quiere que lo visites en Gem

Flynn McGarry está planeando su primer restaurante permanente, Gem, en la ciudad de Nueva York, después de presentar su concepto de menú de degustación Eureka durante los últimos siete años. Aquí y rsquos por qué él y rsquos finalmente se establecieron.

Se ha escrito mucho sobre Flynn McGarry. El chef adolescente. El prodigio. Todo el mundo parece tener una opinión sobre el ambicioso cocinero joven que evitó las payasadas de los chicos de la escuela secundaria a favor de la puesta en escena en establecimientos de alta cocina, como Eleven Madison Park, y llevar a Eureka, su menú emergente centrado en el menú de degustación, de costa a costa.

En el último año, el chef ha estado planeando en silencio su primer restaurante permanente en la ciudad de Nueva York, Gem. Es el nombre de su madre al revés. (Y ahora ya no es tan secreto después de que Eater recogió la licencia de licor). En los últimos días, se ha estado preparando para entrevistas en la alfombra roja en el debut en Sundance de un documental sobre su ascenso, & # x201CChef Flynn. & # x201D

Es elocuente y confiado para un joven de 19 años, por lo que le irá bien durante el circuito de festivales. Él & # x2019 solía ser rápido en sus pies, siempre en movimiento después de operar las ventanas emergentes durante los últimos siete años. But when asked what he wants people to understand about him or about Gem, he pauses.

“People make overarching statements about me, and I’ve been known to say some things, too,” says McGarry. 𠇋ut at the end of the day, I’m just making dinner. And I want to cook you dinner.”

Sure, Gem is the restaurant where McGarry could feel the pressure of needing to prove himself. But after closing down his residency at Kava Café in New York City early last year, he didn’t travel around the world for inspiration. Instead, he took that time to settle down in his new hometown, finally throw some dinner parties and make it to ones hosted by friends.

“I saw how people moved in a dinner party,” he says. “It always follows this pattern: You start with a drink in the living room and get a few hors d’oeuvres. Then everyone hangs out in the kitchen while the person is making dinner. And finally, everyone sits down to some salads and one main course to share.”

He was reminded his favorite time in his whole career of cooking: The little dinners he threw at his mom’s house in San Fernando Valley, the start of Eureka.

“That’s when it was the most fun,” he says. “Now we’re going back to that vibe.”

Housed in the old Café Henrie space in the Lower East Side, Gem is broken into two concepts: The Living Room, an all-day coffee shop and café for the neighborhood, and The Dining Room, a $155 set menu that blurs the line between dinner party and tasting menu. The Living Room is set to open first next month on February 13, while The Dining Room will debut a couple weeks later on February 27.

The Dining Room follows that dinner party pattern McGarry described. The night starts with Champagne and a snack in the living room area of the restaurant, then you eat a course in the kitchen with McGarry and his cooks. The rest of the meal unfolds with a few small plates. (Some ideas McGarry is toying with are peanut Ritz crackers with foie gras and quince and winter squash glazed in a pumpkin char siu sauce.) Then there’s a big bowl of pasta to share, like grilled chicory-filled agnolotti. (A remnant of the one trip he did take last year: A month spent in Italy over the summer.) Finally, it ends with a large-format feast making use of all parts of the protein. (For winter lamb, loin with a bagna cauda tartare and yogurt-cooked potatoes drizzled with a lamb-fat vinaigrette.) There are two seatings every night, but the way McGarry has organized the space and schedule, diners can stay as long as they want. Just like at a dinner party.

𠇏or a long time, I wanted to do something flashy, but at the end of the day, I wanted to be in a space that was mine, and I wanted a big bowl of pasta,” says McGarry.

But as McGarry grows and adapts, he knows Gem will, too. Don’t wait to read about it. Just come to the restaurant, he encourages everyone.

“If you don’t know who I am, listen to the music and check the bathroom soap at Gem, and you’ll leave knowing me as a person,” he says. 𠇎veryone has written about me as more of an idea, this weird kid who likes to cook.”

“See me at the restaurant,” he continues. “This is how I express myself, and this is how people will understand me the most.”


Exclusive: Flynn McGarry Wants You to Visit Him at Gem

Flynn McGarry is planning his first permanent restaurant, Gem in New York City, after popping up his tasting menu-focused concept Eureka for the last seven years. Here&rsquos why he&rsquos finally settled down.

A lot has been written about Flynn McGarry. The teen chef. The prodigy. Everyone seems to have an opinion about the ambitious young cook who eschewed high school boy antics in favor of staging at fine-dining establishments, like Eleven Madison Park, and bringing Eureka, his tasting menu-focused pop-up, from coast to coast.

In the last year, the chef has been quietly planning his first permanent restaurant in New York City, Gem. It’s his mother’s name backwards. (And now it’s not so secret anymore after Eater picked up on the liquor license.) In the last few days, he’s been preparing himself for red-carpet interviews at the Sundance debut of a documentary about his rise, 𠇌hef Flynn.”

He’s eloquent and confident for a 19-year-old, so he’ll do fine during the festival circuit. He’s used to being quick on his feet, always on the move after operating the pop-ups for the last seven years. But when asked what he wants people to understand about him or about Gem, he pauses.

“People make overarching statements about me, and I’ve been known to say some things, too,” says McGarry. 𠇋ut at the end of the day, I’m just making dinner. And I want to cook you dinner.”

Sure, Gem is the restaurant where McGarry could feel the pressure of needing to prove himself. But after closing down his residency at Kava Café in New York City early last year, he didn’t travel around the world for inspiration. Instead, he took that time to settle down in his new hometown, finally throw some dinner parties and make it to ones hosted by friends.

“I saw how people moved in a dinner party,” he says. “It always follows this pattern: You start with a drink in the living room and get a few hors d’oeuvres. Then everyone hangs out in the kitchen while the person is making dinner. And finally, everyone sits down to some salads and one main course to share.”

He was reminded his favorite time in his whole career of cooking: The little dinners he threw at his mom’s house in San Fernando Valley, the start of Eureka.

“That’s when it was the most fun,” he says. “Now we’re going back to that vibe.”

Housed in the old Café Henrie space in the Lower East Side, Gem is broken into two concepts: The Living Room, an all-day coffee shop and café for the neighborhood, and The Dining Room, a $155 set menu that blurs the line between dinner party and tasting menu. The Living Room is set to open first next month on February 13, while The Dining Room will debut a couple weeks later on February 27.

The Dining Room follows that dinner party pattern McGarry described. The night starts with Champagne and a snack in the living room area of the restaurant, then you eat a course in the kitchen with McGarry and his cooks. The rest of the meal unfolds with a few small plates. (Some ideas McGarry is toying with are peanut Ritz crackers with foie gras and quince and winter squash glazed in a pumpkin char siu sauce.) Then there’s a big bowl of pasta to share, like grilled chicory-filled agnolotti. (A remnant of the one trip he did take last year: A month spent in Italy over the summer.) Finally, it ends with a large-format feast making use of all parts of the protein. (For winter lamb, loin with a bagna cauda tartare and yogurt-cooked potatoes drizzled with a lamb-fat vinaigrette.) There are two seatings every night, but the way McGarry has organized the space and schedule, diners can stay as long as they want. Just like at a dinner party.

𠇏or a long time, I wanted to do something flashy, but at the end of the day, I wanted to be in a space that was mine, and I wanted a big bowl of pasta,” says McGarry.

But as McGarry grows and adapts, he knows Gem will, too. Don’t wait to read about it. Just come to the restaurant, he encourages everyone.

“If you don’t know who I am, listen to the music and check the bathroom soap at Gem, and you’ll leave knowing me as a person,” he says. 𠇎veryone has written about me as more of an idea, this weird kid who likes to cook.”

“See me at the restaurant,” he continues. “This is how I express myself, and this is how people will understand me the most.”


Exclusive: Flynn McGarry Wants You to Visit Him at Gem

Flynn McGarry is planning his first permanent restaurant, Gem in New York City, after popping up his tasting menu-focused concept Eureka for the last seven years. Here&rsquos why he&rsquos finally settled down.

A lot has been written about Flynn McGarry. The teen chef. The prodigy. Everyone seems to have an opinion about the ambitious young cook who eschewed high school boy antics in favor of staging at fine-dining establishments, like Eleven Madison Park, and bringing Eureka, his tasting menu-focused pop-up, from coast to coast.

In the last year, the chef has been quietly planning his first permanent restaurant in New York City, Gem. It’s his mother’s name backwards. (And now it’s not so secret anymore after Eater picked up on the liquor license.) In the last few days, he’s been preparing himself for red-carpet interviews at the Sundance debut of a documentary about his rise, 𠇌hef Flynn.”

He’s eloquent and confident for a 19-year-old, so he’ll do fine during the festival circuit. He’s used to being quick on his feet, always on the move after operating the pop-ups for the last seven years. But when asked what he wants people to understand about him or about Gem, he pauses.

“People make overarching statements about me, and I’ve been known to say some things, too,” says McGarry. 𠇋ut at the end of the day, I’m just making dinner. And I want to cook you dinner.”

Sure, Gem is the restaurant where McGarry could feel the pressure of needing to prove himself. But after closing down his residency at Kava Café in New York City early last year, he didn’t travel around the world for inspiration. Instead, he took that time to settle down in his new hometown, finally throw some dinner parties and make it to ones hosted by friends.

“I saw how people moved in a dinner party,” he says. “It always follows this pattern: You start with a drink in the living room and get a few hors d’oeuvres. Then everyone hangs out in the kitchen while the person is making dinner. And finally, everyone sits down to some salads and one main course to share.”

He was reminded his favorite time in his whole career of cooking: The little dinners he threw at his mom’s house in San Fernando Valley, the start of Eureka.

“That’s when it was the most fun,” he says. “Now we’re going back to that vibe.”

Housed in the old Café Henrie space in the Lower East Side, Gem is broken into two concepts: The Living Room, an all-day coffee shop and café for the neighborhood, and The Dining Room, a $155 set menu that blurs the line between dinner party and tasting menu. The Living Room is set to open first next month on February 13, while The Dining Room will debut a couple weeks later on February 27.

The Dining Room follows that dinner party pattern McGarry described. The night starts with Champagne and a snack in the living room area of the restaurant, then you eat a course in the kitchen with McGarry and his cooks. The rest of the meal unfolds with a few small plates. (Some ideas McGarry is toying with are peanut Ritz crackers with foie gras and quince and winter squash glazed in a pumpkin char siu sauce.) Then there’s a big bowl of pasta to share, like grilled chicory-filled agnolotti. (A remnant of the one trip he did take last year: A month spent in Italy over the summer.) Finally, it ends with a large-format feast making use of all parts of the protein. (For winter lamb, loin with a bagna cauda tartare and yogurt-cooked potatoes drizzled with a lamb-fat vinaigrette.) There are two seatings every night, but the way McGarry has organized the space and schedule, diners can stay as long as they want. Just like at a dinner party.

𠇏or a long time, I wanted to do something flashy, but at the end of the day, I wanted to be in a space that was mine, and I wanted a big bowl of pasta,” says McGarry.

But as McGarry grows and adapts, he knows Gem will, too. Don’t wait to read about it. Just come to the restaurant, he encourages everyone.

“If you don’t know who I am, listen to the music and check the bathroom soap at Gem, and you’ll leave knowing me as a person,” he says. 𠇎veryone has written about me as more of an idea, this weird kid who likes to cook.”

“See me at the restaurant,” he continues. “This is how I express myself, and this is how people will understand me the most.”


Exclusive: Flynn McGarry Wants You to Visit Him at Gem

Flynn McGarry is planning his first permanent restaurant, Gem in New York City, after popping up his tasting menu-focused concept Eureka for the last seven years. Here&rsquos why he&rsquos finally settled down.

A lot has been written about Flynn McGarry. The teen chef. The prodigy. Everyone seems to have an opinion about the ambitious young cook who eschewed high school boy antics in favor of staging at fine-dining establishments, like Eleven Madison Park, and bringing Eureka, his tasting menu-focused pop-up, from coast to coast.

In the last year, the chef has been quietly planning his first permanent restaurant in New York City, Gem. It’s his mother’s name backwards. (And now it’s not so secret anymore after Eater picked up on the liquor license.) In the last few days, he’s been preparing himself for red-carpet interviews at the Sundance debut of a documentary about his rise, 𠇌hef Flynn.”

He’s eloquent and confident for a 19-year-old, so he’ll do fine during the festival circuit. He’s used to being quick on his feet, always on the move after operating the pop-ups for the last seven years. But when asked what he wants people to understand about him or about Gem, he pauses.

“People make overarching statements about me, and I’ve been known to say some things, too,” says McGarry. 𠇋ut at the end of the day, I’m just making dinner. And I want to cook you dinner.”

Sure, Gem is the restaurant where McGarry could feel the pressure of needing to prove himself. But after closing down his residency at Kava Café in New York City early last year, he didn’t travel around the world for inspiration. Instead, he took that time to settle down in his new hometown, finally throw some dinner parties and make it to ones hosted by friends.

“I saw how people moved in a dinner party,” he says. “It always follows this pattern: You start with a drink in the living room and get a few hors d’oeuvres. Then everyone hangs out in the kitchen while the person is making dinner. And finally, everyone sits down to some salads and one main course to share.”

He was reminded his favorite time in his whole career of cooking: The little dinners he threw at his mom’s house in San Fernando Valley, the start of Eureka.

“That’s when it was the most fun,” he says. “Now we’re going back to that vibe.”

Housed in the old Café Henrie space in the Lower East Side, Gem is broken into two concepts: The Living Room, an all-day coffee shop and café for the neighborhood, and The Dining Room, a $155 set menu that blurs the line between dinner party and tasting menu. The Living Room is set to open first next month on February 13, while The Dining Room will debut a couple weeks later on February 27.

The Dining Room follows that dinner party pattern McGarry described. The night starts with Champagne and a snack in the living room area of the restaurant, then you eat a course in the kitchen with McGarry and his cooks. The rest of the meal unfolds with a few small plates. (Some ideas McGarry is toying with are peanut Ritz crackers with foie gras and quince and winter squash glazed in a pumpkin char siu sauce.) Then there’s a big bowl of pasta to share, like grilled chicory-filled agnolotti. (A remnant of the one trip he did take last year: A month spent in Italy over the summer.) Finally, it ends with a large-format feast making use of all parts of the protein. (For winter lamb, loin with a bagna cauda tartare and yogurt-cooked potatoes drizzled with a lamb-fat vinaigrette.) There are two seatings every night, but the way McGarry has organized the space and schedule, diners can stay as long as they want. Just like at a dinner party.

𠇏or a long time, I wanted to do something flashy, but at the end of the day, I wanted to be in a space that was mine, and I wanted a big bowl of pasta,” says McGarry.

But as McGarry grows and adapts, he knows Gem will, too. Don’t wait to read about it. Just come to the restaurant, he encourages everyone.

“If you don’t know who I am, listen to the music and check the bathroom soap at Gem, and you’ll leave knowing me as a person,” he says. 𠇎veryone has written about me as more of an idea, this weird kid who likes to cook.”

“See me at the restaurant,” he continues. “This is how I express myself, and this is how people will understand me the most.”


Ver el vídeo: 19-Year-Old Chef Opened A NYC Restaurant With A $155 Tasting Menu (Diciembre 2022).